Centro para la mujer y el bebé

Consulta nuestros artículos y vídeos

🔎
Mostrando un artículo
🔄
11 de Mayo de 2020

Covid-19: Información para gestantes

El Covid-19 es la enfermedad producida por el virus Sars-CoV-2 (síndrome respiratorio agudo severo-coronavirus 2) causante de la pandemia mundial declarada por la OMS el marzo de 2020. Los primeros casos se registraron a Wuhan (Hubei, China) el mes de diciembre de 2019, y dada su elevada contagiosidad y transmisibilidad, se ha expandido rápidamente a la mayoría de países del mundo.

Covid-19: Información para gestantes

La enfermedad se puede presentar de forma asintomática o bien en forma de infección de vías respiratorias altas, incluyendo febrícula o fiebre, tos seca y sensación de falta de aire, que se pueden acompañar de malestar general, mialgias, diarrea, pérdida del sentido del olfato (anosmia) o del gusto (ageusia). El 80% de los casos se presenta en forma leve-moderada, que se resolverá en 5-12 días con un tratamiento sintomático basado en antitérmicos y analgésicos (preferiblemente paracetamol), buena hidratación, y una correcta alimentación. En un 15% de los casos la dolencia puede agravarse en forma de neumonía uni o bilateral, de diversa gravedad y en un 5% de los casos evolucionará a la forma más severa llamado Síndrome Respiratorio Agudo Severo, de pronóstico variable.

El periodo de incubación va de 3 a 5 días, y en la mayoría de los casos leves-moderados el virus se eliminará entre los 15 y 20 días desde la resolución de la sintomatología. Durante todo este periodo, las personas infectadas pueden ser contagiosas y por tanto se recomienda aislamiento.

A QUIÉN AFECTA?
Afecta a toda la población, pero son especialmente vulnerables las personas de edad avanzada (más de 75- 80 años) y las que tienen dolencias crónicas como obesidad, hipertensión y otras dolencias cardiovasculares, dolencias respiratorias e inmunodeprimidos. Los niños tienen muy poca incidencia de dolencia.

CÓMO SE TRANSMITE?
Se transmite por vía respiratoria a través de gotitas (inf 5 micras) suspendidas en aerosoles o gotas (más de 5 micras) emitidas por la nariz o la boca al hablar, toser o estornudar, y por contacto directo (a través de contacto con superficies, secreciones o materiales donde se puede depositar el virus).

CUÁL ES EL RIESGO PARA LAS EMBARAZADAS?
Las personas embarazadas tienen el mismo riesgo de contagiarse que la población general. El embarazo es un estado particular desde el punto de vista inmunológico, y condiciona cierta susceptibilidad a infecciones virales y bacterianas. Sin embargo, en un contexto de un buen estado de salud, las embarazadas son capaces de defenderse de patógenos comunes. El factor que más puede condicionar la evolución de las infecciones respiratorias en las gestantes es la reducción de su capacidad ventilatoria a partir del 3 trimestre de embarazo y hasta el final de la gestación, a causa, sobre todo, de la compresión ejercida por el diafragma a los pulmones por el aumento progresivo de la altura del útero.

Según la experiencia acumulada desde el inicio de la epidemia en China hasta la actualidad, la mayoría de las embarazadas que se infecten tendrán un curso asintomático o leve-moderado de la dolencia. Se tienen constancia de casos más graves, pero en general no hay más riesgo que para el grupo de personas de la misma edad no embarazadas.

Hay estudios en población gestante con COVID19 donde se ha reportado un riesgo más elevado de complicaciones del embarazo, en comparación con gestantes no infectadas. Los datos, sin embargo, no permiten establecer una asociación causal única de la infección por el virus con las complicaciones del embarazo registradas (abortos, preeclampsia). Hay un aumento de la tasa de parto prematuro, sobre todo en casos de gestantes infectadas en 3 trimestre o al final del embarazo. Este hecho, no obstante, parece estar más relacionado con la necesidad de descompresión del pulmón en el contexto de una neumonía severa, que no en el hecho que la infección avance el parto.

Por ahora, no se ha podido demostrar la transmisión vertical (madre-feto) del Sars-Cov-2, ni determinar presencia de virus en líquido amniótico, ni de infección fetal evidente mediante análisis de sangre de cordón umbilical. Los datos sobre fetos de madres afectas de COVID19 durante la gestación no han mostrado más complicaciones o afectaciones que en la población general.

CÓMO CONDICIONA EL CONTROL DEL EMBARAZO Y LA LACTANCIA?
La recomendación de los expertos es que, ante una gestante con una forma de COVID19 asintomática o leve (la mayoría de los casos), se tiene que realizar una vigilancia estrecha, tanto de la sintomatología general y respiratoria, como de la sintomatología del embarazo, sin dejar de hacer las pruebas diagnósticas y de seguimiento imprescindibles por un control gestacional adecuado. La conducta obstétrica ante el parto será la misma que se requeriría en condiciones de no infección -siempre que las funciones respiratorias lo permitan-, y por tanto, la vaginal será la vía habitual del parto, a no ser que se cumplan otras condiciones que obliguen a realizar una cesárea. El tipo de anestesia será preferiblemente el epidural o intradural, como habitualmente.

No hay constancia de transmisión del virus a través de la leche materna. Por lo tanto, las madres con COVID19 podrán amamantar, extremando las medidas de protección durante el proceso, para evitar la transmisión horizontal (por vía respiratoria o por contacto) de su bebé. La experiencia con bebés es limitada; a pesar de que hay registrados casos de bebés que se han infectado, y con sintomatología variable, parece que la incidencia es poco elevada gracias a las medidas adecuadas de aislamiento.

RECOMENDACIONES GENERALES IMPORTANTES
Seguir las medidas de prevención de contagio que incluyen, sobre todo:
1) El uso de mascarilla siempre que se salga a la calle, a comprar y sobre todo en el Hospital.
2) Lavarse las manos habitualmente. El virus tiene una cubierta de proteínas y grasa que se disuelve y se inactiva fácilmente con el jabón habitual, y también con desinfectantes y soluciones alcohólicas. Si se tienen que manipular objetos o tocar superficies mejor usar guantes, y evitar tocarse la cara y las mucosas, mientras se lleven.
3) Mantener las distancias y evitar el contacto con personas con síntomas respiratorios.

Hay que seguir en todo momento los planes de desconfinamiento establecidos por nuestras autoridades políticas y sanitarias, para tener controlada la transmisión del virus en la población. Las condiciones pueden ir cambiando en función de la situación de la pandemia en nuestro entorno, y sobre todo, de las condiciones de nuestro sistema sanitario. Ante cualquier duda o situación podéis contactar siempre con el/la vuestro/a obstetra/a de referencia o con cualquier de las comadronas de nuestro equipo.

Dra. Raquel Ferrer
Especialista en Obstetricia y Ginecología