Centro para la mujer y el bebé

Consulta nuestros artículos y vídeos

🔎
Mostrando un artículo
🔄
9 de Febrero de 2015

¿Por qué hacer Gimnasia Abdominal Hipopresiva en el Postparto?

Después del embarazo y el parto, nuestro cuerpo tiene que recuperar su estado normal, previo al embarazo. La faja abdominal y el suelo pélvico necesitan volver a tonificarse. Una buena herramienta para conseguirlo es la Gimnasia Abdominal Hipopresiva, que permite trabajar tanto el abdomen para obtener un vientre plano como el suelo pélvico.

¿Por qué hacer Gimnasia Abdominal Hipopresiva en el Postparto?

La Gimnasia Abdominal Hipopresiva consiste en generar con ejercicios una hipopresión dentro de la cavidad pelviana, acompañada siempre de diferentes posturas, y mediante la contracción del diafragma en apnea espiratoria. De este modo se consigue un efecto de succión de las vísceras, lo cual genera una presión negativa de la cavidad abdominal y pelviana. Fruto de esta presión es una reacción tónica provocada por una contracción refleja de estas musculaturas.

Es un método holístico que considera el cuerpo como un todo, puesto que integra la postura y la respiración.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE LA GIMNASIA ABDOMINAL EN EL POSTPARTO?

1. MEJORA DE LA ESTÁTICA POSTURAL. El trabajo hipopresivo fortalece la musculatura estabilizadora de la columna. Con muy poco tiempo de trabajo, por ejemplo un mes, ya se pueden observar mejoras.

2. MEJORA El ASPECTO ESTÉTICO DEL ABDOMEN Y DISMINUYE EL PERÍMETRO ABDOMINAL. Se tonifica toda la faja abdominal, desde la más superficial a la más profunda y se consigue un vientre plano. Por lo tanto, podemos concluir que son mucho más efectivos que no los abdominales clásicos, ya que que se evitan los riesgos que estos últimos generan.

3. MEJORA LA DIÁSTASIS DE LOS RECTOS ABDOMINALES. La separación de los rectos abdominales, tan común al embarazo y después en el postparto, mejoran debido a la fuerte acción postural y respiratoria que genera la técnica hipopresiva sobre la musculatura. Esto hace que se recupere su funcionalidad perdida durante el embarazo.

4. MEJORA LOS PROBLEMAS DE INCONTINENCIA URINARIA. Hay estudios que demuestran que practicar 30 minutos de gimnasia abdominal hipopresiva dos o tres golpes por semana disminuye notablemente los síntomas de la incontinencia urinaria como consecuencia del aumento del tono muscular del suelo pélvico.

5. MEJORAN LA VIDA SEXUAL. La musculatura del suelo pélvico está íntimamente ligada con la función sexual. La tonificación del suelo pélvico y el aumento de su propiocepción incrementan las sensaciones durante las relaciones, hecho que a menudo se ve alterado después de dar a luz.

6. REDUCCIÓN DEL DOLOR DE ESPALDA. Durante el embarazo, y dado los cambios fisiológicos que se producen, es frecuente presentar dolores de espalda que a menudo perduran después del parto. El efecto de succión y de presión negativa que se genera dentro de la cavidad abdominal durante el trabajo hipopresivo, provoca un efecto de tracción sobre los discos intervertebrales.

7. TONIFICACIÓN Y REFUERZO DE LA MUSCULATURA ABDOMINAL. Durante el trabajo hipopresivo se presta mucha atención a la postura y la musculatura de la pared abdominal. Se reduce el perímetro de la cintura debido al refuerzo muscular y la recolocación postural. En pocas sesiones ya se observa una disminución del perímetro de la cintura. Algunos estudios hablan de entre 4 y 10 centímetros en periodos de dos a seis meses de trabajo.

8. MEJORA DE LA VASCULARIZACIÓN Y LA CIRCULACIÓN DE RETORNO. Durante el postparto es importante realizar ejercicios para activar la musculatura y favorecer el retorno venoso.

9. AYUDA A PREVENIR LA DEPRESIÓN POSTPARTO. Realizar ejercicio físico ayuda a sentirse mejor, muy importante en el periodo de postparto. El trabajo hipopresivo contribuye a mejorar la percepción del propio cuerpo y aumenta así la autoestima y la confianza en una misma.

10. AYUDA A MEJORAR EL TRÁNSITO INTESTINAL Y A RECOLOCAR LAS VÍSCERAS. Después del parto es frecuente presentar estreñimiento, por eso es muy importante, además de seguir una buena pauta alimentaria, realizar hipopresivos de forma periódica.

¿TIENE CONTRAINDICACIONES?

Las personas con hipertensión arterial y/o problemas cardíacos no pueden realizar este tipo de ejercicios. Tampoco los pueden hacer las mujeres embarazadas.

Es importante hacer un buen aprendizaje de la técnica. Conviene consultar con una fisioterapeuta para recibir asesoramiento sobre la manera correcta de practicarla.


Marta Andreu

Fisioterapeuta Col. 4006