Centro para la mujer y el bebé

Consulta nuestros artículos y vídeos

🔎
Mostrando un artículo
🔄
9 de Abril de 2015

Los bancos de leche materna

Según definición de la Asociación Española de Bancos de Leche Humana, los Bancos de Leche Materna son dispositivos sanitarios establecidos para la obtención de leche humana a fin de recogerla, procesarla, almacenarla y dispensarla, con todas las garantías sanitarias.

Los bancos de leche materna

Su principal objetivo es asegurar la alimentación con leche materna a todos los bebés prematuros o recién nacidos que la necesiten por prescripción médica y que, por causas de fuerza mayor, no puedan ser amamantados por su propia madre.

La mera existencia de estos bancos supone un importante ejercicio de sensibilización para la sociedad, ya que la inversión que implica la creación de estos centros sirve para demostrar el valor de este producto natural.

Los Bancos de Leche Materna también posibilitan el estudio y perfeccionamiento de técnicas para el mantenimiento de la lactancia o su conservación para la alimentación de los recién nacidos. Como ha demostrado la experiencia en otros países, la instauración de un Banco de Leche Materna aumenta las tasas de lactancia materna en la región donde se ha implantado.

Los Bancos de Leche surgieron durante el primer tercio del siglo XX. A pesar de que su uso disminuyó transitoriamente durante los años 80, coincidiendo con la aparición del SIDA y el desarrollo de fórmulas lácteas para prematuros, actualmente su número ha aumentado y se encuentran extendidos por todo el mundo.

Importancia de la leche materna

Las propiedades de la leche materna contribuyen al desarrollo de los recién nacidos de bajo peso (entre 800 y 1.500 gramos) que presentan riesgo de patología digestiva o intestinal, déficit inmunitario o una salud precaria.

También se utiliza después de cirugías del aparato digestivo, ya que este tipo de leche resulta de más fácil digestión y facilita la recuperación intestinal.

Su consumo disminuye las infecciones generalizadas graves y combate las necrosis intestinales, principal causa de muerte entre los recién nacidos.

¿Cómo funcionan? ¿Puedo ser donante?

Pueden donar todas las mujeres que estén lactando. Si decides donar, deberás realizar previamente una entrevista con el personal del Banco de leche, para descartar la existencia de enfermedades transmisibles, enfermedades agudas, hábitos tóxicos y consumo regular de medicamentos. Tras recibir la información pertinente, si estás conforme has de firmar un consentimiento informado. Asimismo se realizará una analítica de sangre para descartar infección por Hepatitis B y C, HIV y sífilis.

La forma de proceder puede variar ligeramente entre los distintos centros. Se resumen a continuación los propios del “Banc de Sang i Teixits” de Catalunya.

Recogida de la leche y transporte al Banco de Leche

• Durante la entrevista se proporciona a las donantes:

  • un extractor manual
  • envases de recogida
  • etiquetas identificativas
  • un manual de instrucciones para realizar correctamente el proceso

• La leche es recogida por la donante en su propio domicilio según las instrucciones recibidas.

• Una vez obtenida la leche es almacenada en su congelador doméstico particular en los envases proporcionados por el Banco de Leche.

• Se recomienda que antes de 15 días de su obtención, sea transportada congelada al Banco de Leche, donde se mantiene congelada hasta su procesamiento.

Procesamiento de la Leche de Banco
• La leche se descongela a 4ºC y se manipula en cámara de flujo laminar (en condiciones estériles).

• Se toman muestras para estudio microbiológico

• Se descartan aquellas que muestren la presencia de patógenos potenciales o un exceso de flora saprófita.

La composición nutricional de la leche materna no es constante en todas las madres, sino que varía en función de:

• La edad

• El tipo de dieta

• Características genéticas

Incluso en cada madre, la composición en nutrientes de la leche no es constante, sino que varía a lo largo de cada toma, del día y de las distintas semanas de lactancia.

• Debido a la elevada variabilidad nutricional, la leche válida procedente de diferentes madres se mezcla para obtener un producto más homogéneo.

• La leche se reparte en envases y se pasteuriza.

• Una vez pasteurizada se toma una muestra para estudio microbiológico. También hay algunos Bancos de Leche que realizan una valoración nutricional.

• Por último, los envases se conservan debidamente etiquetados en el congelador.

Dispensación y administración de la leche de banco

La dispensación se hace siempre bajo prescripción facultativa en la que deben constar:

• Los datos del facultativo

• Los datos del receptor

• El diagnóstico y la indicación

Asimismo debe recordarse la conveniencia de solicitar un consentimiento informado por parte del paciente o su representante legal.

En caso de no disponer de leche suficiente para hacer frente a las solicitudes recibidas, el Banco de Leche distribuye la leche disponible priorizando a los receptores en base a su necesidad y teniendo en cuenta el diagnóstico, la severidad de la enfermedad, la disponibilidad de tratamientos alternativos y la historia de uso previo de la leche.

Seguridad de la leche de banco

La leche materna procesada en el Banco de Leche conserva, en gran medida, las propiedades nutritivas e inmunológicas que hacen de la leche humana un producto insustituible a la hora de hablar de la alimentación del niño prematuro.

Por otro lado se trata de un producto seguro en cuanto al riesgo de transmisión de infecciones debido:

• Al control estricto en la selección de la donante

• Al cumplimiento, por parte de la donante, de normas higiénicas y de instrucciones para la extracción de la leche.

• Al proceso de pasteurización de la leche antes de su dispensación

• A los estrictos controles microbiológicos antes y después de su procesamiento.

Anabel Cuevas

Matrona de Llevadonas