Centro para la mujer y el bebé

Consulta nuestros artículos y vídeos

🔎
Mostrando un artículo
🔄
26 de Noviembre de 2014

LA MENOPAUSIA Y EL SUELO PÉLVICO

La menopausia es una etapa a menudo muy temida por las mujeres por los síntomas molestos que puede presentar. Es una etapa importante porque ocupa una tercera parte de la vida de una mujer. Así pues, creo que es importante conocer qué es lo que pasa y qué podemos hacer.

LA MENOPAUSIA Y EL SUELO PÉLVICO

Durante esta etapa se produce una disminución de la producción hormonal de estrógenos que provocan en muchas ocasiones irritación vaginal, escozor, picor o molestias durante las relaciones sexuales.
¿Cuáles son las causas de estas molestias?
• La disminución de la elasticidad de los ligamentos y alteración de las fibras de colágeno encargadas del sostenimiento de los órganos pélvicos.
• La mucosa vaginal y el introito o entrada de la vagina se hacen más finas y disminuye su elasticidad.
• Hay una menor hidratación que produce sequedad vaginal y del conducto urinario.
• Se produce una disminución de la circulación sanguínea y de la masa muscular.
Si a estos factores añadimos un envejecimiento progresivo de la musculatura del suelo pélvico propio de la edad, los embarazos previos, los partos o el estreñimiento, aumentarán las probabilidades que se presente alguna disfunción (incontinencia urinaria, incontinencia fecal, prolapsos, dispareunias).
Es muy importante antes de que llegue este momento prepararse fortaleciendo y trabajando nuestro suelo pélvico. Así podremos prevenir y/o minimizar estos cambios.
No olvides que tu fisioterapeuta especialista en suelo pélvico te puede ayudar tanto a prevenir la aparición de estos problemas como a tratarlos si ya tienes alguno.

Marta Andreu Roig
Núm. Col. 4006
Fisioterapeuta de LLevadonas