Centro para la mujer y el bebé

Consulta nuestros artículos y vídeos

🔎
Mostrando un artículo
🔄
21 de Mayo de 2015

Beneficios de la lactancia materna en el desarrollo intelectual

La leche materna es el alimento ideal para los recién nacidos y los lactantes, ya que les aporta todos los nutrientes que necesitan para un desarrollo sano. Además, contiene anticuerpos que ayudan a proteger a los lactantes de enfermedades infecciosas como la diarrea y la neumonía, que son las dos causas principales de mortalidad en la niñez en todo el mundo [1]. Menos conocido es su papel en el desarrollo intelectual. La revista científica The Lancet ha publicado recientemente un estudio de la Universidad Federal de Pelotas (Brasil), donde se demuestra una asociación entre lactancia materna prolongada, inteligencia, años de escolarización y sueldo a la edad adulta de 30 años [2].

Beneficios de la lactancia materna en el desarrollo intelectual


Este estudio se inició en 1982 y cuenta con el seguimiento de un largo número de participantes, casi 3.500 neonatos desde el nacimiento hasta los 30 años. Los resultados muestran cómo la lactancia materna sostenida durante 12 meses o más tiene un impacto a largo plazo incrementando el coeficiente intelectual (3.76 puntos en test de inteligencia), los años de escolarización (aumento de casi un año) y el sueldo a los 30 años (20% por encima del sueldo medio en Pelotas, Brasil) cuando se compara con una lactancia materna de duración inferior a un mes [2].

La relación entre lactancia materna y desarrollo intelectual a corto plazo ha sido establecida a lo largo de los años. Entre varios, un trabajo publicado en 1992 en la misma revista científica mostró el impacto positivo de la leche materna sobre el coeficiente intelectual de niños de 7-8 años. Este estudio presenta el efecto de la leche materna por si misma, disociada del proceso de lactancia debido a la peculiaridad del grupo de estudio: 300 bebés prematuros a los que se les administraba leche materna o fórmula. Los niños que fueron alimentados con leche materna obtuvieron una puntuación más elevada en el test de inteligencia respecto a los que fueron alimentados con fórmula [3]. El estudio realizado en Brasil va un poco más allá y revela los beneficios de la lactancia materna prolongada en adultos. Además, no solamente valora sus beneficios a nivel cognitivo sino también tiene en cuenta el impacto final en la vida del individuo quien, aparte de tener un mayor coeficiente intelectual, estudia más años y tiene mejor sueldo en edad adulta. El estudio también revela que el efecto de la lactancia materna prolongada sobre el coeficiente intelectual es el causante del incremento de sueldo.

Los estudios realizados hasta el momento sobre este tema han sido criticados por no tener en cuenta factores socio-económicos que podrían influir tanto en la duración de la lactancia como en el desarrollo intelectual del individuo. Los autores de este trabajo han tenido en cuenta 10 variables sociales y biológicas que podrían tener alguna incidencia en los resultados, como el nivel educativo de las madres, sueldo de la familia al empezar el estudio, el tipo de parto, la edad de la madre o el peso del bebé entre otros. La corrección de los datos obtenidos por estas variables da robustez al estudio y reafirma que los resultados observados son debidos a los efectos la lactancia materna prolongada y no a otros factores.

¿Qué tendrá la leche materna que nos hace más inteligentes? Fuera del objetivo del estudio, los autores especulan que el mecanismo mediante el cual la lactancia consigue estos efectos podría ser el alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga que contiene la leche materna, ya que son esenciales para el desarrollo del cerebro.

Los responsables del estudio resaltan que el hecho de haber encontrado una asociación entre lactancia materna prolongada, de doce meses o más de duración, y coeficiente intelectual indica que la cantidad de leche ingerida es importante. Los autores creen que estos resultados tendrán impacto a nivel de salud pública y les gustaría que su trabajo sirviera para promover la lactancia materna, no sólo por sus beneficios durante los primeros meses de vida, sino también por el impacto a largo plazo en el individuo y la sociedad cuando se prolonga.

¿Qué nos aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS)? La OMS nos dice que la lactancia materna es la forma ideal de aportar a los pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables y recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida [4]. A los seis meses recomienda introducir alimentos sólidos, como purés de frutas y verduras, a modo de complemento de la lactancia materna durante dos años o más.

Raquel Fucho

Bióloga y Doctora en Biomedicina


Referencias bibliográficas

[1]K. MS, C. B, H. ED, and et al, “Promotion of breastfeeding intervention trial (probit): A randomized trial in the republic of belarus,” JAMA, vol. 285, no. 4, pp. 413–420, 2001.

[2]C. G. Victora, B. L. Horta, C. L. de Mola, L. Quevedo, R. T. Pinheiro, D. P. Gigante, H. Gonçalves, and F. C. Barros, “Association between breastfeeding and intelligence, educational attainment, and income at 30 years of age: a prospective birth cohort study from Brazil,” Lancet Glob. Heal., vol. 3, no. 4, pp. e199–e205, 2015.

[3]a Lucas, R. Morley, T. J. Cole, G. Lister, and C. Leeson-Payne, “Breast milk and subsequent intelligence quotient in children born preterm.,” Lancet, vol. 339, no. 8788, pp. 261–264, 1992.

[4]M. S. Kramer and R. Kakuma, “The optimal duration of exclusive breastfeeding: a systematic review,” Geneva, Switzerland, 2001.